NICOLÁS PÉREZ HIDALGO 
Dicen que fue Groucho Marx quien acuño la frase «estos son mis principios. Pero si no le gustan, … tengo otros» aunque no está muy claro que fuera él. En todo caso nos sirve para ilustrar cómo está el ranking de estupidez, hipocresía, mezquindad y mediocridad en nuestra vida «publica».

Lea la noticia original aquí 

Dicen unos, que la forma para elegir a sus candidatos vale en unos sitios: Camponaraya, Cabrillanes, Quintana del Castillo, …, pero no vale en otros: Astorga, Villaquilambre, Madrid o Ávila, por poner ejemplos variopintos.

Los otros dicen que es poco democrático y que no respeta los principios del chiringuito que llevan montando durante años ¡Curioso cuanto menos! Sobre todo porque a mí algunos de esos que ahora patalean no me invitaron a ninguna reunión para elegir al candidato en ese ayuntamiento, hace cuatro años. Se me comunico vía sms … sería para ahorrar tiempo y esfuerzo en reuniones baldías.

Era previsible que con «la calor primaveral» la cosa hirviera, porque pocos son los elegidos a encabezar listas que dan un sueldito durante los próximos cuatro años. Y viendo como está el patio a alguno no le salen las cuentas ni yendo de tres. Las cuchilladas se producen por cada esquina y la ley del más fuerte (¡santa biología!), se impone una vez más. Atrás quedan principios, ideales y buenas y malas gestiones. Hoy es tiempo de olvidar rencillas y apoyarse mutuamente: hoy por ti mañana por mí.

En lo que se va variando es en la forma de cortar cabezas… existen un buen numero de métodos (todos de manual): está el modelo «escarnio público» en la plaza del pueblo que un brillante leguleyo conoce a la perfección, está la «falsa democracia primaria» de nuevo cuño, la clásica «muerte de inanición», que consiste en no hacerte ni puto caso durante años, y recientemente se ha puesto de moda la «vía judicial».

Pero en estas llego un gran ideólogo (de un lado) que se ha juntado con otros menos grandes (del otro lado) para decirnos que cada caso es diferente y que está muy mal eso de dejar fuera de las listas a gente indeseable. ¡Qué provincia! ¡Qué país!

Categorías: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.