Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de las cookies de esta web. Puede cambiar la configuración u obtener más informaciónaquí.
  Inicio Mapa Web Aviso legal Contacto
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Foro ciudadano

Lo rural: pasado, presente y futuro.

Rurbanita 23/03/2015, 20:22
Es al menos sorprendente que, desde una academia patrocinada por el Gobierno de España (entre otras juntas y gobiernos de comunidades autónomas y empresas privadas), se defina el adjetivo “rural” como lo perteneciente o relativo a la vida del campo y sus labores, haciendo referencia también en otra de sus acepciones (he aquí lo sorprendente) a lo inculto, tosco o apegado a cosas lugareñas (R.A.E.). Lo rural (en general) ya no es lo que (en algunos casos, no en todos) pudo ser en el pasado fruto de la escasez de medios y conocimiento: ha dejado de serlo a pesar de no contar todavía con un modelo político y territorial transparente y estable, sino con un modelo en continua discusión en lo referente al ámbito y funciones de las juntas vecinales, ayuntamientos, mancomunidades, municipios, comarcas, diputaciones… y un ineficiente y largo etcétera. Hoy en día muchas ideas emprendedoras se ahogan en este mar difuso de administraciones (cada una con el tinte político del partido que la gobierna) después de haberse quedado sin oxígeno en la pelea por la supervivencia luchando también contra otros adversarios, como son el aislamiento del entorno rural, el desinterés de los medios de información generalistas, la escasez de infraestructuras y herramientas de formación acordes a la realidad rural y, hasta en ocasiones, la incomprensión o falta de apoyo familiares. Pero es necesario derribar mitos y tratar de avanzar hacia el futuro de lo rural. Es importante (y muchas veces diferencial) emplear recursos endógenos a la hora de llevar a la realidad una idea empresarial, pero es un riesgo limitar su desarrollo exclusivamente a la explotación de los recursos del propio entorno rural. Los recursos exógenos aportan gran parte del valor en los proyectos de la urbe, el mismo que podrían aportar, mezclados con los endógenos, en las empresas rurales. Por otro lado, en muchas ocasiones el radio de acción comercial de una empresa o proyecto rural tiende a focalizarse en su entorno más cercano, infravalorando el potencial que los puentes de comunicación entre lo rural y lo urbano pueden poner a disposición del emprendedor (internet, redes sociales, nuevos pobladores, etc…). El medio rural debe emplear los canales a su disposición (mejorándolos cuando sea posible y reclamándolos cuando no existan) para dinamizar el flujo de información entre los pueblos y las urbes. Una combinación del empleo de recursos exógenos y endógenos (aportando valor diferencial), de un radio de acción comercial menos limitado y de una explotación de los canales a disposición del emprendedor rural conduciría a replantearse la repetición de modelos de negocio otrora exitosos, pero que ya no lo son tanto, evitando así el bloqueo innovador en el emprendimiento en las zonas rurales. Teniendo lo anterior presente para encarar el futuro, también hay otro dato sorprendente que debe llamar la atención: no todos los recursos públicos destinados a la facilitación y el fomento del emprendimien

Rurbanita 28/03/2015, 11:05
to, también en zonas rurales, fueron totalmente consumidos en el período 2007-2013. Con las negociaciones en curso, se prevé que Castilla y León reciba en torno a 1.980 millones de euros en concepto de Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE) entre los ejercicios 2014 y 2020. De ellos, 969 millones corresponderían al FEADER -Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural- y 1.011 millones a la suma del FEDER –Fondo Europeo de Desarrollo Rural- (699,4 millones de euros) y el FSE –Fondo Social Europeo- (311,7 millones). Buena parte de estos fondos van destinados a combatir la despoblación de las zonas rurales y su aislamiento mediante el fomento de empresas rurales. También conviene, de cara al futuro de lo rural, comenzar a romper moldes para huir de los tópicos de belleza, descanso y tranquilidad que desde la urbe asociamos inconscientemente a la palabra “pueblo”, para pasar a asociar lo rural con un hábitat también con recursos, un hábitat en el que se debe combatir el cortoplacismo y la aversión al riesgo. Lo rural abarca en torno al 90% de la superficie nuestro país y la mayoría de sus recursos naturales. Ojalá en los próximos años culmine su revolución ya iniciada, no sin esfuerzo, contando con todo el oxígeno que nuevos partidos con el adjetivo rural en su nombre le puedan aportar. José Ramos Reñones Ldo. en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid.

 

<<Primero <Anterior Siguiente> Último>>   Mostrando 1 a 2 de 2 mensajes